Galería Quiropráctica © 2014 | Privacy policy

5 consejos

 

1. Ponte recto - Una de las principales causas de los dolores de la espalda y el cuello son las malas posturas. Por ello, deberás prestar especial atención a este tema, sobre todo si pasas varias horas frente al ordenador, una máquina que, en muchas ocasiones, provoca que mantengamos durante largo rato el cuello y la espalda en una mala posición. Para evitarlo, intenta mantener siempre la espalda recta y el cuello relajado y coloca, además, la pantalla de la computadora a la altura de tu vista para evitar hacer movimientos forzosos. Así prevendrás los molestos dolores posteriores.

 

2. Despéjate - Si estás sentado en una misma postura durante varias horas, intenta levantarte y estirar las piernas y el cuerpo cada cierto tiempo para liberar tensiones y estirar los músculos. Si, por el contrario, pasas el día de pie, siéntate de vez en cuando y relájate durante un rato para evitar los fuertes dolores de cuello y espalda que provocan estas posturas.

 

3. Una buena almohada -  A la hora de dormir, utiliza una almohada fina, ya que estas son mucho mejores para el cuello que las gruesas e, incluso, puedes dormir sin usar almohada alguna. También existen algunos tipos que son especiales para evitar el dolor de cuello y que puedes encontrar en muchos centros comerciales o en tiendas que se dediquen a la venta de este tipo de productos.

 

4. Libera el estrés - El estrés y la tensión que este genera es una de las causas principales de los dolores de espalda y cuello. Así que, aunque sea difícil, ¡relájate! Para ello, es fundamental que, al salir del trabajo, intentes realizar una actividad que te evada, te despeje y te agrade, ya que esto te relajará y hará que dejes a un lado el estrés. También puedes practicar algún deporte, realizar técnicas de relajación o tomar infusiones relajantes, como la tila, la pasiflora o la melisa.

 

5. Visita a tu quiropráctico con regularidad - Esto te ayudará a ir corrigiendo muchos elementos de tu cuello y espalda para que poco a poco esos dolores vayan disminiuyendo. Debes hacerlo con regularidad para que puedas ver el progreso y los efectos del trabajo que se te ha realizado. Comunícate con nosotros y saca una cita!

Artículos